Psiquiatría

Medicina

La Psiquiatría es la rama de la Medicina que se ocupa del estudio y tratamiento de las enfermedades mentales. 

En un sentido más amplio se entiende como una modalidad integral o humanista que hace referencia a toda la medicina

psiquiatría

La Psiquiatría es una especialidad médica más, al igual que Cardiología, por ejemplo (rama de la Medicina que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del corazón y del sistema circulatorio).

Un psiquiatra estudia la carrera de Medicina y Cirugía y posteriormente la especialidad de Psiquiatría. Somos médicos e igual de médicos que el resto (y no brujos ni adivinos, ni mediums, ni similar).

Servicios principales

Consultas de psiquiatría

Pueden ser presenciales en la clínica o videoconsultas online (desde la comodidad de tu casa o donde quieras).

Además disponemos de otros dos tipos de consultas online: eConsultas y SOS consultas. 

Programa Olimpia

Se trata de un programa integral (tratamiento psiquiátrico, psicológico, nutricional y actividad deportiva) para el tratamiento de la obesidad de un año de duración. Incluye todo lo preciso para que sea tu dieta definitiva, pierdas peso de forma saludable y para siempre y empieces a vivir como nunca. ¡No te dejes para después!

Programa Pacífico

Programa específico de tratamiento para la adicción a cualquier sustancia o conducta (alcohol, cannabis, cocaína, heroína, éxtasis, ludopatía), que incluye tratamiento psiquiátrico, psicológico, terapias de grupo e ingreso hospitalario para desintoxicación. 

Nuestros psiquiatras

Expertos en...

Ansiedad

La ansiedad es algo de entrada normal, y que todos tenemos en algún momento de nuestra vida. El problema es cuando se hace persistente o excesiva, nos genera preocupación, miedo o inquietud y esto puede interferir significativamente en nuestra vida diaria. Es la problemática que más atendemos en consulta con diferencia. Pide ayuda, "no aguantes por aguantar".

Depresión

Se caracteriza por una persistente sensación de tristeza, pérdida de interés o placer en las actividades, cambios en el apetito y el sueño, baja autoestima y dificultades en el funcionamiento diario. También todos en algún momento o en muchos de nuestra vida estamos "de bajón" y no por eso tenemos una depresión, es importante diferenciarlas y pedir ayuda siempre que tengas dudas o lo necesites.

Obesidad

Desde el punto de vista formal y científico, la obesidad es una condición médica en la cual existe un exceso de acumulación de grasa en el cuerpo, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades y problemas de salud relacionados a corto, medio y largo plazo. Se puede considerar ya una enfermedad y nosotros disponemos de un tratamiento específico de un año de duración (Programa Olimpia).

Ansiedad por comer

Esto es algo muy pero que muy común, y te diré lo primero que te va a sorprender.... realmente, no es ansiedad. Es más bien malestar emocional, estrés pero sin llegar a un estado grave o incluso aburrimiento. Resumiendo es una forma inadeacuada de gestionar nuestros problemas y malestar emocional y la cuestión es que puede terminar convirtiéndose en un problema mayor si no "tomamos medidas".

Adicciones

Las adicciones se consideran trastornos mentales y se caracterizan por la dependencia compulsiva y perjudicial hacia una sustancia o comportamiento, con consecuencias negativas para la salud física, mental y social de la persona afectada. Suelen empezar de forma gradual, "en plan, yo controlo" y si no se tratan terminan destrozando la salud y la vida del paciente y su familia. Somos expertos en su tratamiento y disponemos además de un programa específico de un año de duración (Programa Pacífico). Si tienes dudas sobre si padeces un problema de adicción, también hacemos valoraciones específicas para descubrirlo.

Patología dual

La patología dual es un término utilizado para describir la presencia simultánea de un trastorno de salud mental (cualquiera que sea) y un trastorno por consumo de sustancias, lo cual puede complicar el diagnóstico y el tratamiento de ambas condiciones. A día hoy, los estudios hablan de que aproximadamente el 70% de los pacientes con un problema adictivo tienen también otra enfermedad mental. La recomendación es tratar ambas enfermedades al mismo tiempo y por el mismo equipo profesional.

Estrés

Es una respuesta física y emocional del organismo ante situaciones percibidas como desafiantes o amenazantes, que puede tener efectos negativos en la salud y el bienestar general (se da generalmente ante un exceso o sobrecarga laboral, familiar, etc.). Un mínimo estrés puede ayudar a actuar y ser más productivo a algunas personas, pero en exceso o en otros pacientes resulta bloqueante.

Insomnio

Los problemas de sueño pueden ser muy variados, desde dificultades para conciliar el sueño, a despertarse varias veces por la noche, a desvelarse sin más, dormir pero no levantarse descansado.... Pueden ser primarios o relacionados con otro problema. Sea cual sea el tipo, terminan influyendo en tu calidad de vida. Te recomiendo que no te demores en consultarlo.

Trastornos psicóticos

La esquizofrenia, un tipo de trastorno psicótico, es la enfermedad mental grave más conocida entre la población general, y me atrevería a decir incluso que temida. Pero los síntomas psicóticos se pueden producir en multitud de enfermedades, no sólo mentales, también físicas y provocados por drogas. Sea cual sea el subtipo, con el tratamiento y abordaje adecuado, el pronóstico puede ser bueno, se pueden curar o al menos hacer una vida normal.

Problemas de personalidad

Todos y cada uno de nosotros tiene una forma de ser, que viene definida por factores genéticos, familiares, experiencias de la vida, etc. Tener una u otra forma de ser de entrada no es ni bueno ni malo; la cuestión viene cuando genera problemas contigo mismo y con los demás, genera sufrimiento y se sale de los "patrones establecidos". Estos casos tienen que ser valorados por un profesional para ver realmente si es un trastorno u otro tipo de problemática.

Rasgos o trastornos obsesivos

Algo también que veo últimamente con frecuencia en consulta son los cuadros que llamamos "obsesivos", y que pueden ir de una personalidad obsesiva, a rasgos o un propio trastorno obsesivo compulsivo. Generan sufrimiento porque uno realmente se da cuenta de que no tiene mucho sentido lo que piensa y/o hace pero la ansiedad de no hacerlo es superior. La buena noticia es que tienen solución.

Problemas emocionales

Son dificultades que afectan al bienestar emocional y mental de una persona. Engloban una gran variedad de problemas o situaciones, pueden ser de naturaleza transitoria o alargados en el tiempo. Si una persona está experimentando problemas emocionales, es recomendable buscar apoyo de profesionales de la salud mental, para recibir un diagnóstico adecuado y el plan de tratamiento preciso.

Preguntas frecuentes

  • Cuando se tiene una enfermedad mental grave, por ejemplo esquizofrenia, trastorno bipolar, etc.
  • Cuando tienes ansiedad, depresión, problemas emocionales, de ansiedad por comer, de personalidad o necesitas una valoración específica para descartar algún trastorno mental.
  • Cuanto tienes un problema adictivo o tienes dudas (ojo, que la línea entre «yo controlo» y lo contrario, es muy fina).
  • Cuando uno siente que está perdido, que se va a romper o ya se ha roto, que la vida en general o alguna situación concreta “se le hace bola”, que de algún modo le hace sufrir o perturba. A veces no somos capaces de identificar nada en concreto, pueden ser heridas del pasado y otras somos nosotros mismos el origen.

Esta cuestión siempre está en el top de las dudas/preocupaciones de los pacientes antes de acudir a consulta. Y la respuesta es: depende. Va a depender del problema o la enfermedad que tengas, pero no es para nada obligatorio ni siempre te vamos a dar medicación por ser psiquiatras ni mucho menos. Valoro tu caso como médico psiquiatra y en función de ello, te puedo plantear, si considero que está indicada y hay un claro beneficio, tomar una medicación de forma temporal, tomarla solo en un momento puntual que la precises, psicoterapia o ninguna de las anteriores, mismamente si considero que es normal lo que te sucede.

ROTUNDAMENTE NO. Esto no es más que «una creencia popular» fruto del desconocimiento y totalmente atrasada e impropia ya, de la sociedad supuestamente avanzada en la que vivimos. Un psiquiatra en un médico más, como otro cualquiera, y si uno tiene problemas en una rodilla, lo consulta con un traumatólogo o con un reumatólogo; pues si los tiene a nivel emocional, mental o sentimental los consulta con el médico especialista en ese campo, que somos los psiquiatras y punto. No debería haber más discusión al respecto.  

Esta pregunta va ligada a la anterior. El motivo número uno y del que parten los demás es el DESCONOCIMIENTO: el pensar que al psiquiatra sólo van los «locos», que si vas al psiquiatra es porque eres una persona «débil»…. Siguiendo el ejemplo previo, si vas a traumatólogo por un problema en la rodilla, ¿eres una persona débil? ¿igual eres débil de rodilla? FUERA ESTIGMA YA. 

El ser humano no es solo cuerpo, también es mente, ambas «partes» están unidas, forman un conjunto indivisible y bidireccional (lo que afecta a una parte afecta a la otra). Cuidar de tu salud mental es tan importante como cuidar de la física. No se ha tenido tan en cuenta posiblemente porque no nos han educado para hablar de emociones, para manifestarnos y pedir ayuda en ese sentido, pero sin embargo sí es habitual ir a un gimnasio a entrenar tu cuerpo (salud física). 

Te entiendo perfectamente, de entrada hablar de nuestra emociones y sentimientos nos hace vulnerables, pero puedes creerme que como psiquiatra he oído de todo y nada de lo que me puedas contar me va a espantar. Sobra decir que mi trabajo no es juzgarte, ni a ti ni a nadie, mi única misión es ayudarte a estar bien, a curarte o al menos a mejorar. 

Bueno, esta cuestión la verdad es que es mi peliculera… Es poco probable que haya algo que tú no sepas, te genere mayor o menor malestar, te avergüence más o menos y que vayas a, milagrosamente, descubrir en consulta. Lo más habitual serán cosas que tú ya sepas pero que no hayas reflexionado adecuadamente y en consulta lo hagamos. Pueden darse casos de traumas que, por decirlo para que se entienda, «nuestra mente haya guardado en el inconsciente» y que salgan a lo largo de un proceso terapéutico (para ayudar seguramente a resolver también el problema que te hace sufrir). Pero no creo que haya nada tan malo que no termines por soportar a medio-largo plazo. 

No existen analíticas del tipo «cual es mi nivel de colesterol», pero sí disponemos de formas de evaluar el estado mental de una persona y que incluyen además de una entrevista clínica, la realización de test psicométricos. Si te interesa disponemos de una valoración específica, que es la valoración de estado mental general

En este post del blog, puedes verlo explicado de forma más concreta: Ir al post.

Mito. Ningún medicamento es capaz de tal cosa, podemos de decir que corrigen patologías, síntomas y de alguna manera «moldean» como mucho tu forma de ser. Por ejemplo, imagínate que tienes un TOC y por este motivo todas las noches antes de acostarte enciendes y apagas la luz 12 veces, sabes que es una tontería pero por tu enfermedad crees que si no lo haces algo malo va a pasar…pues la medicación para el TOC corregirá eso, pero no es cambiar tu forma de ser, en todo caso es curar un problema o corregirlo. Otro ejemplo: tienes ansiedad social y te cuesta muchísimo juntarte con gente, iniciar y mantener una conversación…pues una medicación que disminuya y corrija esta ansiedad hará que te desenvuelvas a nivel social de forma más adecuada, pero no cambiará tu personalidad. 

Ahora también te digo una cosa, ¿te imaginas que una pastilla cambiara la forma de ser de una persona y la convirtiera en muy agradable, extrovertida, más inteligente, más productiva, capaz de rendir mucho en el trabajo, que siempre estuviera feliz, etc.?¿No molaría? ¡Cuántos se la tomarían!…. Así que, en resumen, ojalá, pero no dan para tanto.  

Esto a veces puede ser un desafío. Brevemente, podemos pensar en que algo es pasajero si dura poco tiempo, es transitorio, si los síntomas o malestar que presentas son leves, si no afecta de forma relevante a varias áreas de tu vida (relaciones personales, desempeño laboral o académico,  actividades diarias o a tu bienestar general).  En caso de duda, es conveniente buscar la opinión de un especialista. 

Esta web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia. Saber más.